miércoles, 18 de enero de 2012

Elogio a los próceres

Ni una semana ha transcurrido. El pasado 15 de enero Manuel Fraga Iribarne fallecía debido a un paro cardíaco. El ex-ministro franquista, miembro destacado de la "familia" Falange en los 60', enemigo enconado de Carrero Blanco, su pertenencia al "sector reformista" del régimen así como la famosa Ley que lleva su nombre (que suprimía las consignas por una censura previa más flexible, entre otras), le adjudicaron el liderazgo de la derecha moderado en la Transición. Fue uno de los padres de la Constitución de 1978, senador, eurodiputado, presidente de la Xunta... El partido que fundó, Alianza Popular (AP), actualmente gobierna España como Partido Popular (PP).
Tendió la mano diestra, aunque también frenó las expectativas democráticas y se posicionó siempre en contra de condenar la dictadura. Es lo que por entonces se conocía por conciliación.
Hoy, 18 de enero, Santiago Carrillo cumple 97 años. Anterior a Fraga en la vida pública, fue secretario general de las Juventudes Comunistas, combatió en la Guerra Civil (donde escribió algunos de los capítulos más oscuros, mal que le pese a los izquierdistas cegatos) y se encolumnó siempre tras las consignas de la Internacional dirigida desde Moscú, al menos hasta los 60', cuando el eurocomunismo ganaba adeptos.
No tomó parte en la redacción de la Carta Magna hispana. Siguió siendo el camarada que entraba escondido en la España tardofranquista, y se paseaba por Madrid disfrazado... Mientras vivió Pasionaria, claro. Actualmente, aunque no milita en el PSOE, forma parte de las huestes socialistas y frecuenta los medios de PRISA.
A la muerte de Fraga, Carrillo dedicó elogios a quién "merece todos mis respetos por ser 'padre' de la Constitución".
Ambos son demócratas de toda la vida.
Y así, los que el lunes criticaban a Fraga y recordaban su pertenencia al régimen, se levantan desmemoriados el miércoles, saludan a Carrillo, obvian sus implicaciones en las Matanzas de Paracuellos y su enardecimiento de quien tanto detestan.
Todos tenemos muertos en nuestros armarios, mientras sólo se vean los de aquel lado, difícilmente se avanzará en la construcción de una Memoria común.

0 comentarios:

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP