martes, 29 de noviembre de 2011

Por la cabeza...

Emoción. Instantes que son únicos y tendemos a malgastar. Rutina y creencia de que somos eternos. Pérdida de pasión. ¿Por qué? El corazón ha siempre de latir con la intensidad de la última vez, pero no es así. Superficialidad, a la que nos porta esta sociedad desarrollada basada en el capitalismo.
¿Dónde queda el Cuerno de África? ¿Cuál es la labor de organizaciones como Médicos Sin Fronteras? Ninguna de estas cuestiones importan en un país en el que cada parlamentario de nuevo ingreso en la Cámara baja recibirá un pack tecnológico que incluye portátil, móvil (iPhone o Blackberry) y línea ADSL en su domilicio, además de ordenadores de sobremesa en su despacho y en el escaño del hemiciclo.
El límite a esta locura depende de la lógica mercantil. La pregunta base es: ¿en qué momento los seres humanos perdimos nuestra humanidad?

0 comentarios:

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP