sábado, 17 de septiembre de 2011

Y tú, ¿lo harías?

Le criticamos. Decimos que es repugnante y que su actitud deja mucho que desear. Él, como primer ministro, se beneficia de la autoridad que le otorga el sistema democrático para salvaguardar sus propios intereses. No sólo en terreno político y empresarial, también en el personal.

Silvio Berlusconi se siente poderoso. Si hace dos semanas se hicieron públicas unas conversaciones telefónicas en las que decía querer abandonar Italia, un "país de mierda que le da náuseas", ahora, a través de otra escucha judicial, sabemos que a él Ángela Merkel -canciller alemana- le parece una "culona mantecosa infollable". No resulta extraña esta apreciación en un hombre que carece de principios, algo evidente a lo largo de su trayectoria -recuérdese las declaraciones de un ex mafioso que aseguró que il premier pactó con la Cosa Nostra para hacerse con un lugar privilegiado en la política italiana-. En cambio, sí causa asombro su rancia actitud machista en un momento en el que las mujeres nos vemos cada vez más cerca de poder romper ese techo de cristal que tanto limita nuestra progresión.

Aplaudo y agradezco a la actriz Manuela Arcuri su contundente rechazo a mantener encuentros sexuales con Il Cavalière, quien prometió a la joven un puesto en el Festival de San Remo y trabajo en la televisión para su hermano. Italia enloquece ahora con ella. Su valentía no es habitual. Lo dicen las cifras: al menos 30 jóvenes participaron en las fiestas que el mandatario organizó en sus mansiones privadas. Las mujeres formaban parte de un intercambio de favores entre Silvio y el empresario Giampaolo Tarantini, ambos ahora vinculados a una trama de prostución. Sobra aclarar que, como buenos machos, comentaban detalles después de cada experiencia sexual.

Berlusconi lo tiene claro: "Nunca he hecho nada de lo que deba avergonzarme". La clave está en que carece de vergüenza. No le importa acostarse con una menor de edad o escoger a actrices y modelos para ocupar altos cargos en el Parlamento Europeo. Ante esto, Chiara Volpato, profesora de la Psicología Social en la Universidad de Milán, se pregunta: "Realmente, ¿qué pueden hacer las mujeres italianas?". Volpato considera esencial dar a conocer que se disiente, a pesar de ser ésta una labor difícil por las numerosas restricciones que en la república sufre la libertad de expresión; también insta la profesora a que se forje una mayor/mejor organización social.

¿Cuántas personas están dispuestas a movilizarse por las actitudes retrógradas mantenidas con las mujeres? ¿Cuántos hombres saldrían a las calles? ¿Cuántos, si fueran él, actuarían igual?

5 comentarios:

Anónimo,  17 de septiembre de 2011, 22:57  

Grande tu artículo. Gran reflexión final y muy acertado título. Tienes muchísima razón, dudo que saliesemos muchos para expresar rechazo a este trato de ganado al sexo contrario. Te deja pensando bastante. Gran recopilación de todo sus "éxitos". Me repito, pero este artículo debiese haber publicado en un medio importante. Felicidades Mercedes. Volveré a leer y voy a pasarlo a varias personas, q creo son distintos, a ver su reacción. Gracias.

Anónimo,  18 de septiembre de 2011, 23:11  

Neni, el articulo me parece realmente espectacular, me ha gustado muchisimo leerlo, la reflexión final es magnifica!!! Aqui hay talento de verdad!!!Oleeeeeeee!!!

jUAN,  18 de septiembre de 2011, 23:49  

EL ABUSO DE PODER DE LOS MANDATARIOS INTERNACIONALES que, escudándose en la inmunidad del cargo que ostentan, son realmente la mayor lacra del mundo. Siguen creyendo en EL DERECHO DE PERNADA propio de la EDAD MEDIA. Hoy he escuchado en el informativo de la cuatro que el gobierno de un pais asiático ha prohibido la minifalda ya que considera que es provocativa e incita a la violación. O SEA, QUE GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, Y SIN IMPORTAR DÓNDE, LA CORRUPCIÓN Y EL ABUSO EN TODAS LAS DIRECIONES, SON SUS ARMAS PARA SEGUIR SIENDO EL QUE LLEVA LA BATUTA, DESDE UN PRESIDENTE HASTA UN PORTERO. El mando se sube a la cabeza y es peor que una borrachera de anís del mono.

LEGALMENTE POCO PODEMOS HACER PORQUE LA MISMA JUSTICIA DEPENDE DEL GOBIERNO, ESTÁ REGIDA POR EL GOBIERNO Y ES APLICADA SU ANTOJO así que sólo nos queda levantar nuestras voces hasta quedar afónicos porque ellos hacen oídos sordos detrás de sus corazas de promesas y, en cuanto callamos se las pasan por donde sabemos y entonces vuelta a empezar. Cada vez somos menos PERO AUNQUE NOS QUIERAN CALLAR NO CALLAREMOS. GRITEMOS JUSTICIA, AUNQUE EN LA ACTUALIDAD SEA INJUSTA.

Begoña,  19 de septiembre de 2011, 9:39  

Felicidades Mercedes, contundente y muy claro. Te vas superando cada día.
Este artículo debería publicarse en un medio de mayor difusión ya que es muy necesario y tendría que llegara más personas.
FELICIDADES ARTISTA.

Anónimo,  19 de septiembre de 2011, 18:15  

Si todas las mujeres hablaramos asi "OTROGALLO NOS CANTARA".Mercedes estoy orgullosa de ti, muchos besos de mammapepa.

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP