sábado, 22 de enero de 2011

Nosotr@s y ellos

Lo admito, me encanta el deporte. También la política, y mucho. Por eso, cada mañana intento ojear los principales diarios españoles a través de Internet. Reconozco que esta semana me he quedado anonadada con varios titulares. El primero, lo daba Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, horas antes de que se disputara el derby madrileño en el marco de la Copa del Rey: "En la comida de las directivas hablaremos de mujeres, como siempre". Un colega de profesión intentó buscar explicación a estas palabras: "digamos que cuando uno ha edificado su carrera produciendo pelis de destape, pues eso marca...". El segundo de los titulares: "Ha sido una becaria, como hay en todos lados". Ésta es la excusa utilizada por Jorge Carretero, el portavoz de la Real Federación Española de Fútbol, para pedir perdón al Real Madrid por una información aparecida en la página web de la institución en la previa de los partidos de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey. Utilizar al último eslabón de la cadena y ponerle género femenino es una estrategia que descalifica a quien la utiliza. Para rematarlo, tercer titular: "La mujer y la política son dos cosas que no tienen nada que ver, pero prefiero corromperme con la belleza de una dama que morirme de pereza con la política. [...] Quiero que no se pierda la costumbre de darles el desayuno en la cama y llenarlas de detalles". La actitud del cantante Carlos Baute deja entrever su afán de ser un insaciable conquistador de mujeres. Parece que pretende ser el Don Juan que ideó Tirso de Molina para protagonizar El burlador de Sevilla y el convidado de piedra. Recordemos que esta obra data del siglo XVII. De ese siglo parece ser Silvio Berlusconi, el primer ministro italiano, quien hace un par de semanas declaró "mejor que me gusten las mujeres guapas que los gais", en referencia a su vinculación con una joven marroquí que, siendo menor de edad, frecuentaba las fiestas que el premier organizaba en su villa de Ancore, en Milán. Ayer mismo, Berlusconi expresó su negación a declarar por el caso de la menor -caso Ruby-, alegando que "Los jueces son de izquierda y quieren subvertir el voto. La constitución ha sido violada".


A todos ellos, nada. A quienes buscamos la igualdad, un argumento esgrimido por Amelia Valcárcel, filósofa e integrante del jurado de los Premios Príncipe de Asturias:

"La libertad de la mujer es una misión difícil, pero imparable, aunque cada una tiene que hacerse cargo de la suya. Si cada mujer no ejerce cada día toda la libertad que está a su alcance, la de todas las demás se resiente. Hemos heredado libertades de otras que vinieron antes y para que las que vengan no las pierdan hay que ejercer la nuestra, aunque nos cueste. No se puede abdicar de la libertad, tampoco en el campo religioso"*.

2 comentarios:

Anónimo,  23 de enero de 2011, 21:57  

¡¡¡¡¡ QUE COMENTARIO TAN CIERTO Y TAN BIEN ESCRITO !!!!!!
ENHORABUENA POR RECORDARME QUE CADA DÍA HAY QUE LUCHAR POR HACERSE CON LA MÁXIMA LIBERTAD CON LA QUE CONTEMOS TODAS LAS MUJERES PORQUE ASÍ RECONOCEREMOS LA LIBERTAD DE LAS DEMÁS.

ME HA GUSTADO MUCHO, MUCHÍSIMO.
GRACIAS.

POTI 16 de febrero de 2011, 13:41  

Hola quería decir que cada vez que oigo libertad de la mujer, igualdad me entristezco bastante, ya que ni siquiera debería ser un tema a tratar, me ponen enfermo instituciones que en el pasado mancillaron el papel de la mujer en la sociedad y que aun perdura, que daño hicieron...
También me enferma el PP, por ejemplo en Galicia el señor Feijoo, dice que va a recortar derechos de la mujer, en beneficio del rol tradicional de la mujer, pues yo le digo al señor Feijoo, y a toda su camarilla de secuaces que se vayan a la mierda. Esto es un avance de lo que nos espera si llegasen a Moncloa en las próximas generales

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP