miércoles, 1 de diciembre de 2010

A merced de los polítcos


Soy como Perico con el torno, vuelvo y vuelvo. Me prodigo menos de lo que quisiera por estos lares, pero creo que huele a cambio. Seré breve, como Pipino y otros tantos Romanos. La situación sigue igual, incluso peor. Los políticos igualmente igual o peor. Me da rabia que tanto quejarnos en la taberna o en la calle pero cuando hay que salir a la calle no lo hagamos todos y siempre sean los mismos los que defiendan las consignas coherentes y medianas de buscar el bien común. 

No quiero pensar en la Huelga General pasada de septiembre y su comparación en Francia por el tema de las jubilaciones, ni siquiera comparar Bolonia con las revueltas estudiantiles de las últimas semanas en el Reino Unido por la subida de las tasas a los universitarios. 

Aquí en cambio estamos como adormecidos o de verdad los políticos que nos representan no representan a nadie. No me sorprendo, sólo opino. No tiene narices uno de convocar elecciones, que dicho sea de paso no servirían para nada, así que igual de tristes estamos, pero parece que la voz de los agentes y representantes sociales no nos valen. Entonces ¿merece la pena nuestra democracia? Las culpas a otros, las crisis sociales, de valores, económicas y bla bla bla. En fin, que seguimos a la sopa boba y luego se quejan y nos quejamos. La solución desgraciadamente se atisba por el sálvese quien pueda y váyase de España. Personalmente lo estoy sopesando muy mucho.

¿De verdad nos espera un futuro mejor para los jóvenes de hoy? ¿Seremos capaces de tener claro todos a una el concepto de democracia que queremos? Tienen que cambiar muchas cosas, dar voz a muchas conciencias y para empezar los propios representantes que tenemos, la verdad que no nos lo merecemos, de malos que son casi todos.

2 comentarios:

MerDomSal 2 de diciembre de 2010, 14:31  

Estoy de acuerdo con lo que planteas pero me falta en tu escrito una crítica al electorado -no sólo a la clase política-. ¿Por qué el CORI de Carmen de Mairena ha recibido más votos en las elecciones catalanas que el UPyD de Rosa Díez? ¿Qué nos provoca actuar en este sentido? ¿Dónde está nuestra consciencia como votantes?

Fernando Moreno Santiago 3 de diciembre de 2010, 15:55  

Te doy réplica y razón en lo que planteas. Yo no sé los motivos de voto de la gente. Lo que si es criticable es ejercer el derecho con el tema de voto útil, votar o no votar. Es una libertad de cada uno por supuesto.

Lo del CORI, al final ha tenido mucha más publicidad gratuita junto con el partido de Laporta que otros partidos "serios". Eso va en detrimento de la democracia, pero también es cierto que las "normas" que existen y se extraen del Marketing Político de los últimos 50 años dicen que la gente vota a un candidato como un producto y en este caso el electorado parece que no se toma en serio que si por risas votan al CORI por ejemplo, no piensan en la consecuencia, pero votan por morbo más que por conciencia.

El electorado es inteligente pero supongo que está tan cansado de ver de todo que sólo por el hecho de votar diferente lo hacen a estos grupos.

Por otro lado, en relación a Rosa Díez no quiero entrar en polémicas ni críticas alocadas con ella y su partido, pero en términos generales, ha decepcionado en toda España. Cataluña es a diferencia de Andalucía, un buen barómetro de como está el clima político en España.

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP