domingo, 5 de septiembre de 2010

La eterna culpa


"La inferioridad de la mujer (femina, en latín) se pone de manifiesto ya en ese término latino. El nombre femina proviene de fides (fe) y minus (menos), luego fémina significa: la que tiene menos fe. Todo empezó cuando los primeros sabios cristianos tomaron a Aristóteles como pensador de cabecera. El griego fue quien primero enumeró los motivos más profundos de la inferioridad de la mujer. Ésta debe su existencia a un descarrilamiento en su proceso de formación; es "un varón fallido". San Agustín solo reforzó ese desprecio y santo Tomás lo hizo teología de la grande.

El pasado 15 de julio, el Vaticano reformó su código para endurecer las penas de los delitos más graves que pueden cometerse en su seno. Junto a la pederastia figura la ordenación sacerdotal de mujeres".
Ella como pecado, Juan G. Bedoya.

1 comentarios:

POTI 6 de septiembre de 2010, 13:34  

Estan todos "mas pa allá que pa acá"(locos). No me preocupan ellos pero sí su gran poder de idiotización que ejercen en la gran masa de población de este planeta.
"Que dios nos coja confesados"...

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP