miércoles, 19 de mayo de 2010

Un nuevo periodista muerto en acto de servicio

Supongo que ya habréis oído las últimas noticias llegadas desde Tailandia: el reportero gráfico Fabio Polenghi ha muerto mientras cubría el asalto del Ejército tailandés a las zonas en las que se encontraban atrincherados los “camisas rojas”. El enésimo periodista muerto en acto de servicio; no conozco las cifras oficiales ni las circunstancias en las que ha fallecido. Quizá fuera alguien temerario, o quizá estuviese viendo algo que no interesaba ser propagado. La cuestión es que resulta terriblemente injusto morir haciendo tu trabajo, sobre todo cuando eres un observador imparcial.

El contexto que rodea la rebelión de los seguidores de Shianawatra me es desconocido, no sé quién defiende la posición más lícita o más honesta. Sólo sé que Polenghi debería estar vivo, y que ahora ya no está.

4 comentarios:

MerDomSal 19 de mayo de 2010, 15:35  

Uf... llevo unos días inmersa en varios trabajos y apenas he podido encender la televisión o la radio. Gracias por informarme del suceso, aunque más agradecería que no hubiese ocurrido. Queda patente que los transmisores de información seguimos molestando. Con él ya son 12 los periodistas muertos en acto de servicio en este primer semestre del año.

KaiDohMaru 19 de mayo de 2010, 18:44  

A ver si nos enteramos, ser periodista no nos hace inmortáles ni antibalas ni antinada. Somos tan vulnerables como el resto y ser periodista no implica que si nos metemos en los conflictos se nos respete ¿O alguien piensa que si un zapatero pasa caminando por un tiroteo se desviarán las balas porque no tenga nada que ver con lo que allí pasa? Pos lo mismo, que los conflictos no dejan de serlo ni nosotros estamos excentos de que nos toque pringarla.

Un periodista más para la lista de necrológicas :(

Jose Rodríguez 20 de mayo de 2010, 17:17  

Pero un zapatero no se pone a remendar en pleno tiroteo, ni su actividad -honorable donde las haya- va a repercutir en la opinión pública. Si un/a reportero/a se pone a grabar o a hacer fotos cuando se está cometiendo un crimen de guerra, tanto en Tailandia como en Pernambuco, y los soldados-milicianos-terroristas-guerrilleros o cómo quieran llamarse, se dan cuenta, lo mímino que se lleva ese/a reportero/a va a ser un culetezo en plena cara.

Esther 20 de mayo de 2010, 23:54  

Pues hoy, no recuerdo el telediario, han dado la noticia pero no lo dan por muerto, han dicho que está gravemente herido pero no muerto...y bueno si un periodista va a una guerra, ya sabe lo que se puede encontrar...es una fuerza de choque contra choque y en ese terreno se dispara a todo lo que se mueve, es una guerra no lo olvidemos nunca.

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP