jueves, 1 de marzo de 2012

El insomnio de Ronaldinho

Ronaldinho ha vuelto a hacer una de las suyas. Y las suyas, suelen ser fuera del campo porque ahí, ya no es lo que era. A su insomnio crónico, problema de salud que nada tiene que ver con la actividad nocturna en Brasil, se suma ahora la costumbre de presentarse en cada entrenamiento con una joven. Ella es la misma persona con quien Luxemburgo le pilló durante una concentración. Fútbol y mujeres. Juntos y revueltos. El nuevo entrenador, Santana, ha descartado públicamente que de momento haya problemas con el jugador, aunque ya ha tenido que justificarle ante algunos de sus estrepitosos fallos durante los partidos. Parece que así, el club apacigua con esta protección los ánimos del ambicioso astro que, con tal de cobrar la astronómica cifra que le pagan cada mes, no duda en negarse a entrenar o dejarse seducir por los colores de otra camiseta. Mientras tanto, seguirán las suyas.


La complejidad de las consecuencias de los actos del atacante es tal que incluso abarca temas relacionados con el medioambiente. Ahora, la fiscalía del estado de Rio Grande do Sul lo acusa de "daño ambiental" a raíz de la construcción de un inmueble a orillas de un lago. Pero esto no es todo. Si hacemos recuento, Ronaldinho, a lo largo de su trayectoria, ha demostrado que le gusta experimentar con todo y andar por los límites, que van desde los de su propio cuerpo –recordemos la cam del pasado mes de noviembre o su mítico baile erecto con una modelo serbia- hasta los del alcohol o la velocidad. Cuestión de disciplina. O de insomnio, claro.

Read more...

sábado, 11 de febrero de 2012

La heroína de Oro

Hagamos un ejercicio común. Retrocedamos un mes en el tiempo. Recordemos la gala del Balón de Oro. Platini y Blatter suben al escenario para dar a Ronaldo el sobre que contiene el nombre del ganador: Lionel Messi. A las ocho de la tarde, el argentino pronuncia sus palabras de agradecimiento, que pasan a la posteridad. Siete minutos antes, su homónima femenina recogía idéntico trofeo de las manos de Shakira. Pocos recuerdan el nombre de esta japonesa que debutó con 12 años. Con 15, entró en la selección. Con 20, se fue a EEUU. Ahora, Homare Sawa, tiene 33 y cuenta con una experiencia al alcance de los elegidos: cinco Copas Mundiales y cuatro Juegos Olímpicos. Pero al mundo no le interesan las guerreras.



El pasado viernes, su club se enfrentó al Barça de Xavi Llorens en el Miniestadi. El amistoso acabó en tablas ante unas gradas vacías. Al menos, el seguimiento mediático nipón y la presencia de Sandro Rosell, presidente del FC Barcelona, animaron esta fiesta del fútbol.




Su historia, me recuerda a la leyenda de Hua Mulan, una joven china que se disfraza de hombre para entrar en el ejército. Debido a sus hazañas, el Emperador le ofrece los más altos honores. Pero ella, apuesta por su identidad.




Me gustaría creer que Sawa no tendrá que vestirse de hombre para que su labor en el centro del campo sea tan conocida como la imagen de Beckham. Espero, que cuando la capitana se retire, no se hable del tono de su laca de uñas (Mundial de Alemania) sino de su rapidez y agresividad, que han de tener un lugar privilegiado en la historia del fútbol.

Read more...

miércoles, 18 de enero de 2012

Elogio a los próceres

Ni una semana ha transcurrido. El pasado 15 de enero Manuel Fraga Iribarne fallecía debido a un paro cardíaco. El ex-ministro franquista, miembro destacado de la "familia" Falange en los 60', enemigo enconado de Carrero Blanco, su pertenencia al "sector reformista" del régimen así como la famosa Ley que lleva su nombre (que suprimía las consignas por una censura previa más flexible, entre otras), le adjudicaron el liderazgo de la derecha moderado en la Transición. Fue uno de los padres de la Constitución de 1978, senador, eurodiputado, presidente de la Xunta... El partido que fundó, Alianza Popular (AP), actualmente gobierna España como Partido Popular (PP).
Tendió la mano diestra, aunque también frenó las expectativas democráticas y se posicionó siempre en contra de condenar la dictadura. Es lo que por entonces se conocía por conciliación.
Hoy, 18 de enero, Santiago Carrillo cumple 97 años. Anterior a Fraga en la vida pública, fue secretario general de las Juventudes Comunistas, combatió en la Guerra Civil (donde escribió algunos de los capítulos más oscuros, mal que le pese a los izquierdistas cegatos) y se encolumnó siempre tras las consignas de la Internacional dirigida desde Moscú, al menos hasta los 60', cuando el eurocomunismo ganaba adeptos.
No tomó parte en la redacción de la Carta Magna hispana. Siguió siendo el camarada que entraba escondido en la España tardofranquista, y se paseaba por Madrid disfrazado... Mientras vivió Pasionaria, claro. Actualmente, aunque no milita en el PSOE, forma parte de las huestes socialistas y frecuenta los medios de PRISA.
A la muerte de Fraga, Carrillo dedicó elogios a quién "merece todos mis respetos por ser 'padre' de la Constitución".
Ambos son demócratas de toda la vida.
Y así, los que el lunes criticaban a Fraga y recordaban su pertenencia al régimen, se levantan desmemoriados el miércoles, saludan a Carrillo, obvian sus implicaciones en las Matanzas de Paracuellos y su enardecimiento de quien tanto detestan.
Todos tenemos muertos en nuestros armarios, mientras sólo se vean los de aquel lado, difícilmente se avanzará en la construcción de una Memoria común.

Read more...

jueves, 1 de diciembre de 2011

Mankell y los 'libros de recuerdos'

En el Día Mundial contra el VIH/SIDA, los 'libros de recuerdos' constituyen un proyecto africano para afrontar la enfermedad. Miles de seropositivos recurren a ellos desde hace años para poder hablar libremente de su condición, en países donde estar infectado es igual a estar discriminado. El libro del escritor sueco de suspense, Henning Mankell, retrata las vidas marcadas por el lazo rojo y la pobreza como un factor decisivo a la hora de no poder acceder a tratamiento antirretroviral.
El libro de Mankell, 'Moriré pero mi memoria sobrevivirá. Una reflexión personal sobre el sida' (Tusquets, 2009), es un testimonio de la incomprensión de los occidentales hacia el VIH/SIDA, en contraposición al dolor de los africanos privados de recursos y de información. En un viaje interno desde su nórdico país al continente africano, la reflexión de Mankell como observador y partícipe de esta historia comienza con una pesadilla plagada de hombres muertos en un bosque de abetos en Suecia. "De improviso comprendo que los árboles no son tales, sino seres humanos. Personas muertas. Los rostros son de personas negras y yo sé que han muerto de sida". El libro arranca sin piedad en sus imágenes.
Viajó a Uganda en busca de 'libros de recuerdos' de los afectados para poder él también, comprender la situación y retratar la crudeza de la mayor epidemia del siglo, que hoy día afecta a más de 34 millones de personas y a sus familiares. De la mano de una de las protagonistas de este ensayo, Aída, el libro se une sueños y realidad, tragedia y superación personal. Esta niña ugandesa cuya madre ha sido contagiada, representa la voz de los afectados y se adentra en la raíz de la enfermedad, desde el miedo de cualquiera a la infección hasta la convivencia cotidiana con los fármacos o la pérdida de un ser querido.
El libro incluye, además, anexos con cifras oficiales sobre el sida y breves alusiones bibliográficas a los mencionados libros de recuerdos. El otro eje del relato son los cuidados 'libros de recuerdos' donde enfermos de VIH/SIDA escriben a sus hijos un legado y una memoria viva para su futuro. Desde este acto aparentemente insignificante se muestra la injusticia o la impotencia que existe en África ante el devastador efecto de la propagación del VIH por falta de medios. El escritor declara que el objetivo de su viaje por Uganda era conocer a estas personas en permanente estado de espera.'

Read more...

martes, 29 de noviembre de 2011

Por la cabeza...

Emoción. Instantes que son únicos y tendemos a malgastar. Rutina y creencia de que somos eternos. Pérdida de pasión. ¿Por qué? El corazón ha siempre de latir con la intensidad de la última vez, pero no es así. Superficialidad, a la que nos porta esta sociedad desarrollada basada en el capitalismo.
¿Dónde queda el Cuerno de África? ¿Cuál es la labor de organizaciones como Médicos Sin Fronteras? Ninguna de estas cuestiones importan en un país en el que cada parlamentario de nuevo ingreso en la Cámara baja recibirá un pack tecnológico que incluye portátil, móvil (iPhone o Blackberry) y línea ADSL en su domilicio, además de ordenadores de sobremesa en su despacho y en el escaño del hemiciclo.
El límite a esta locura depende de la lógica mercantil. La pregunta base es: ¿en qué momento los seres humanos perdimos nuestra humanidad?

Read more...

jueves, 10 de noviembre de 2011

Carta abierta a los señores Rubalcaba y Rajoy

Mis en absoluto estimados Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy Brey,

Aunque soy consciente del pobre peso que estas líneas tendrán en sus conciencias y en sus corazones, he decidido redactarlas, a fin de, como decimos en mi tierra, quedarme a gusto. Les he visto disertar durante buena parte de esperadísimo debate que casi no tiene lugar por la poca democracia de la que hacen gala en cada ocasión. No puedo dejar a un lado que, como siempre, se han repartido ustedes el pastel, que no permiten la intromisión, no ya de formaciones regionales, sino de grupos como IU o UPyD, que mucho tendrían que aportar sobre lo allí comentado.
Durante cerca de dos horas sus palabras sonaron vacuas, estériles, se me atoraban en la garganta como ceniza. No percibí en ustedes la menor intención de cambiar, de reemplazar un sistema a todas luces moribundo. Ustedes representan un poder establecido que no pretende reconocer que su tiempo ya pasó, que la regeneración no sólo resulta necesaria, sino inevitable. Lo peor de todo, que con ustedes arrastraran a millones de personas, algunas de las cuales todavía les creen.
Les he oído hablar de sanidad, de educación, de pensiones, de empleo... ¿Qué van a aportar quienes no han de temer la carencia de estos? A ustedes les pagan los trajes y otros lujos, y pese a que sus manos no se manchen con la hendiondez de la corrupción, tendrán bien resguardados sus ocasos en grandes empresas, asesorando a magnates, dando conferencias o diseñando joyas.
Les contaré la historia de alguien que si ha de ver trastocada su vida por la falta de ellos, mi padre. Este hombre fue fiel durante cuatro décadas a una empresa afincada en la localidad de Alcalá de Guadaíra. Llegó el día, no hace mucho, cuando aún gobernaba Aznar, que la planta estuvo a un tris de cerrar. Mi padre junto a sus compañeros decidieron hacer productiva esa fábrica, trabajar de sol a sol. Transcurrieron semanas en las que se marchaba apenas despuntaba el alba y volvía a medianoche; sólo había comido un bocadillo. Pero tenían que hacerlo, se trataba del pan de sus familias, del porvenir de sus hijos. Poco después, uno de esos expedientes en los que ustedes introducen a quienes no han dado un golpe en una pelea, como decimos en el sur, prejubilaron a cuantos salían demasiado caros; por edad les correspondían demasiados trienios.
Años más tarde, el signo ha cambiado, gobierna Zapatero y por una crisis financiera le congela la pensión mileurista. ¿Ni siquiera merece una vejez digna?
Ése es el pasado, ahora hablemos del presente, de mí. Yo he seguido el camino de la emigración, como anteriores paisanos bajo el régimen de ese caudillo que los revisionistas llaman inteligente y autoritario, pero que yo considero un asesino. Supongo que sus adversarios no lo harían mejor, serían igual de dictadores; lo que sí puedo asegurar es que bajo su égida las personas vivían hacinadas y no tenían derecho más que a recoger las migajas de sus autoproclamados amos. Para mí no pido nada más que oportunidades; no merezco más ni menos que cualquier ser humano, a saber, lo que mi condición de persona debe proporcionarme. Trabajo, dignidad, felicidad. Ustedes no pueden dármelas, si bien en sus manos se hallan las condiciones para proveer a quienes se encuentran bajo su mandato.
En la memoria colectiva de españoles y extranjeros queda el episodio de Don Juan Carlos mandando a callar a Hugo Chávez. Sin que sirva de precendente, le imito, y les ruego que callen y hagan por el bien de nuestro país. En un alarde de ingenuidad les solicito que no busquen enrriquecerse, sino lo que, se supone, deden hacer, gestionar la felicidad de sus conciudadanos.
Atentamente, un español.

Read more...

sábado, 5 de noviembre de 2011

La Italia perdida

Perdió la vida Simoncelli en un mal momento. Su país, Italia, le necesitaba. A pesar de contar con tan sólo 24 años, el piloto de Coriano había conseguido exportar un italianismo basado en la sonrisa y la garra, la dulzura y el atrevimiento con hipérbole. El resto del mundo se alejó gracias a él de la imagen de pueblo soez y desvergonzado que la clase política italiana imprime a sus conciudadanos. Supersic era el futuro oxigenado de un país en decadencia en el que los constantes escándalos de su primer ministro marcan el compás.


Sorprendentemente, a Berlusconi le pilló trabajando el fallecimiento de Marco. Consensuaba con la oposición los obligados recortes que Europa exige a su gobierno. Días después, il premier presentó las medidas adoptadas ante el Consejo de Europa, momento que aprovechó para demostrar su rancio machismo al mirar con descaro el trasero de la primera dama danesa.


Il Cavalière perdió el poco crédito que le quedaba. A su regreso de Bruselas, no hubo un cálido recibimiento, ni una sola felicitación. Contrasta su llegada a Italia con la que tuvo el campeón de 250cc en 2008. Sus restos mortales fueron recibidos con honores de realeza. Marco, su padre, emocionado por las numerosas muestras de cariño, sólo pudo articular un sentido "gracias".


Se fue el niño díscolo y valiente, el futuro hecho presente. E Italia perdió parte de su aliento esperanzador. ¿Por qué?

Read more...

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP